En la mañana de este jueves 1 de diciembre, el intendente Pablo Javkin, junto al rector de la Universidad Nacional de Rosario, Franco Bartolacci, funcionarios del gabinete e integrantes de la empresa Inventu, entre otros, realizó el viaje inaugural del flamante trole reconvertido a biodiesel, proyecto que comenzó hace unos meses, que pasará a formar parte de la flota de la línea K.

En un trabajo en conjunto entre la empresa pública Movi Rosario, la Universidad Nacional de Rosario y la empresa ‘Inventu Ingeniería’, la Municipalidad de Rosario inicia un proceso de renovación de la línea K del transporte urbano de pasajeros, con la incorporación de una unidad diésel reconvertida en eléctrica.

La actualización de los trolebuses, uno de los servicios más utilizados, representativos y emblemáticos del transporte urbano en la ciudad implica la reconversión de colectivos urbanos a diésel, que hayan superado los 10 años de antigüedad, y transformarlos en trolebuses, utilizando su chasis con el montaje de motor eléctrico y sistema de control.

“Este es un coche diésel, que estaba en desuso desde 2011, se aprovechó la carrocería y el motor y la tecnología es de primer nivel. Con nuestros desarrollos hicimos que ahora sea un coche eléctrico y además silencioso”, comenzó diciendo orgulloso el intendente, al describir las características de este nuevo vehículo.

“Esto es innovación y mano de obra local”, resaltó Javkin y añadió: “Está la Universidad Nacional de Rosario, la empresa Inventu, que desarrollaron este prototipo, el famoso coche 34 que desde hoy comienza a recorrer oficialmente las calles de la ciudad con la línea K”.

Más adelante, el titular del Ejecutivo local subrayó: “Éste es un símbolo de lo que queremos para esta nueva etapa, desarrollo local, tecnología de primer nivel y la potencialidad que esto tiene para nuestra empresa MOVI qué, ante la imposibilidad de comprar nuevas unidades, la reconversión se convierte en la mejor alternativa”.

“Cuando sacamos la ordenanza del compre local, pasó un poco desapercibida”, se sinceró el mandatario, por lo que propuso “desarrollar una empresa que desarrolle estos coches”, y marcó los próximos objetivos: “Reemplazar nuestra flota, la recuperación de los trolebuses M y también aportar a otras ciudades que puedan estar interesadas en este desarrollo”.

“Tenemos la posibilidad de realizar cuatro de estos troles por trimestre”, señaló y sumó: “Con esto vamos a recambiar los troles que son del año 1994, que dieron mucho a la ciudad y estarán en este proceso de cambio”.

En otro punto, el titular del Palacio de los Leones sostuvo: “Esta acción de recambiar a motor eléctrico implica mucho más que la modernización de nuestra línea de troles, trae consigo meternos en una tecnología que en 2030 será obligatoria en el mundo y que ambientalmente cambia el patrón en todo mundo”. Y agregó: «Esto es ponernos en el lugar a donde el mundo va y estamos muy orgullosos»

Baterías de litio. “Estamos hablando con el gobierno de Jujuy, y ahora vamos por otro desafío, el desarrollo de baterías de litio, lo que nos permitiría brindarles a los coches autonomía y meternos en una industria que es lo que viene en el mundo”, adelantó Javkin.

Características del nuevo coche

Entre las nuevas características del coche 34, se destaca la incorporación de piso bajo garantizando la accesibilidad, aire acondicionado, fácil mantenimiento y la renovación total, tanto en el interior como en el exterior.

Los trabajos de reconversión de las unidades representan aproximadamente el 30% del valor de un coche nuevo, contando con precedentes en la ciudad, dado que desde 2019 y tras el proceso mencionado, el trole N° 33 ya brinda un óptimo servicio.

Los trabajos se realizaron con una articulación público-privada, con empresas locales y la participación de la Universidad Nacional de Rosario. Tras la puesta en marcha del coche N° 34, ya comenzaron las tareas para continuar con este proceso en más unidades.

Entre los beneficios se destacan:

Económico, requiere de una baja inversión y un bajo costo de mantenimiento en relación a la flota actual. Utiliza componentes de fácil acceso en el mercado (a diferencia de lo que sucede con los coches actuales). Cuenta con mayor vida útil que los vehículos convencionales prolongando su utilización.

Ecológico, no emite emisiones por lo que no produce impactos en el ambiente. Al tratarse de motores eléctricos, genera menos ruido que los de combustión.

Social, porque genera trabajo local y resulta estratégico fomentar una industria innovadora que comienza a ser una tendencia en el mundo.

Un beneficio adicional de esta renovación es la capacidad de desarrollar este tipo de vehículos con mano de obra local y calificada.

Vale mencionar, además, la importancia del recorrido de la línea K que permite conectar la zona noroeste con el área central y la Ciudad Universitaria Rosario (CUR), lo que la convierte en una línea de mucha utilidad para una gran parte de la población.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *